27 septiembre 2022

Fisioterapeutas de distintas generaciones

Miguel Ángel Salvador, José y Ángela son fisioterapeutas, pero pertenecen a generaciones distintas. El primero, apenas lleva un año desempeñando la profesión, mientras que los segundos llevan más de 32 años ejerciendo en ámbitos públicos y privados. Dos generaciones de fisioterapeutas que nos cuentan cómo ha cambiado la profesión y qué se mantiene invariable con el transcurso de los años.

Tienes que leer

En COFICAM analizamos una misma profesión entrevistando a distintas generaciones de Fisioterapeutas.

Entrevista a Miguel Ángel Salvador

Empezamos el repaso a las distintas generaciones de fisioterapeutas con Miguel Ángel Salvador. Tiene 23 años y se graduó en la Universidad de Valencia en 2020. Actualmente trabaja por cuenta ajena en la empresa ADESALUD en Albacete realizando Fisioterapia domiciliaria mientras continúa su formación.

¿Cómo han sido tus años de estudio respecto a lo que te imaginabas? 

Bueno, yo pensaba que para esta profesión no había que estudiar tanto como realmente luego haces durante la carrera pero, aún así, es entendible el volumen de materia que tienes que conocer, al fin y al cabo, tienes que ayudar a una persona a estar mejor y eso es de las cosas más importantes que hay.

¿Crees que ha evolucionado la enseñanza en la carrera? 

En mi opinión, sí que hay cierta evolución, pero realmente en la carrera te preparan para enfrentarte a un examen no a un paciente de verdad. Diría que hay más teoría que práctica. Falta cierta conexión entre los conceptos para poder afrontar toda la complejidad que engloba tener a un paciente delante de ti y darle el tratamiento que necesita. Te dan parte de las herramientas, aunque falta explicar unas cuantas instrucciones. 

El fisioterapeuta Miguel Ángel Salvador
El fisioterapeuta Miguel Ángel Salvador

Dentro de la Fisioterapia, ¿tienes algún referente? 

La verdad es que hasta hace poco no conocía a muchos fisioterapeutas potentes dentro de España, pero diría que actualmente me gusta mucho el trabajo de gente como Arturo Such o Rafael Torres, tirando por la zona donde he estudiado. También hay muchos divulgadores en las redes cuyo trabajo y lo que aportan me parece genial.

¿Qué rama te gusta más? ¿Crees que hay disciplinas que se ponen de moda en un momento dado?

A mi lo que más me llama es la parte de la clínica puesto que engloba todo lo que a mi parecer es ser un buen fisioterapeuta: explorar, diagnosticar y tratar de manera eficiente. También la rama deportiva siempre me ha gustado pero creo que no se dan las condiciones apropiadas para desarrollar el trabajo de la mejor forma posible.

Más que disciplinas creo que hay muchas modas en cuanto a tratamientos, como hace un tiempo la punción seca o el tema de las ventosas.

¿Crees que existe un cambio generacional a la hora de entender y llevar a cabo la profesión?

Sí, creo que se está empezando a dar este cambio. Los fisioterapeutas ahora estamos más centrados en tratar de entender bien el por qué y el cómo pasan las cosas y no tanto en tratar directamente al paciente para ver si mejora un poco.

¿Cómo ha sido enfrentarte al mundo laboral una vez acabada la carrera? ¿Cómo te esperabas?

Al principio tenía dudas como es normal, pero con el paso del tiempo me he dado cuenta de que si le das al paciente lo que necesita, aunque sea poco, y tienes claro lo que no debes hacer, junto con una buena actitud y creando un buen vínculo con la persona, los resultados suelen llegar por sí solos. También he aprendido que siempre tienes el apoyo y la ayuda de tus compañeros si la necesitas.

¿Qué consejo le darías a aquellos que se acaban de graduar?

Mi consejo es que asienten bien las bases, formándose en el conocimiento del dolor y de la patología, y que no se dejen guiar por modas ni por todo lo que ven por las redes, ya que ahí solo se ve la parte positiva y es de los errores de lo que más se aprende. Y escuchar siempre a las distintas generaciones de fisioterapeutas, claro.

¿Crees que ha cambiado la forma de trabajar en los últimos 25 años? (De acuerdo a experiencias que te hayan contado)

En el ámbito domiciliario que es donde trabajo creo que no mucho, ya que tienes recursos limitados, aunque cada vez fomentamos más el ejercicio como la llave para el automanejo y eso es algo positivo.

En cuanto al tema clínica, que es del que más me han hablado, se está empezando a cambiar un poco. Aún así veo mucho profesional que a lo mejor debería dedicar un poco más de tiempo en escuchar y explorar al paciente antes de meterlo a la camilla y empezar a tratar sin saber con certeza qué le pasa.

Miguel Ángel Salvador López, nº col. 2526

Entrevista a Ángela Polo Cuesta y a Jose Miguel Ortega Cívico

Distintas generaciones de fisioterapeutas
Distintas generaciones de fisioterapeutas con un mismo objetivo: mejorar la calidad de vida de los demás.

En el segundo bloque de entrevistas a fisioterapeutas de distintas generaciones, hablamos con Ángela Polo Cuesta y José Miguel Ortega Cívico, diplomados en Fisioterapia por la Universidad de Valencia (1989). Ambos trabajan actualmente en el SESCAM aunque llevan 32 años dedicados a la profesión trabajando en Mutuas, Bienestar social, Educación y de forma privada.

¿Por qué decidiste ser fisioterapeuta? 

Ángela (A): Quería ayudar a las personas a que se recuperaran de accidentes y enfermedades.

José (J): Conocía el trabajo del fisioterapeuta por accidentes familiares y me entusiasmó.

¿Cómo fueron tus años de estudio respecto a lo que te imaginabas?

A y J: Los dos queríamos más prácticas y estar preparados para decidir tratamientos diferentes. No salimos preparados para trabajar solos, teníamos mucha inseguridad.

¿Crees que ha evolucionado la enseñanza en la carrera?

A y J: En los estudios había mucha teoría y, hoy en día, por lo que conocemos no ha mejorado. Falta mucha práctica y capacidad de análisis diagnóstico; capacidad de decidir tratamientos fisioterápicos sin entrar en conflicto con los especialistas; y tampoco se sabe hacer una defensa de nuestro trabajo como fisioterapeutas ante cualquiera. 

Trabajáis en el sector público, ¿cómo es el trabajo de un fisioterapeuta en este ámbito? ¿Qué diferencias existen con el privado?

J: He trabajado en mutua en hospital y en primaria; y en mutua y clínica privada. Independientemente de dónde estés, el tratamiento es de cara a objetivos marcados por el traumatólogo: número de sesiones marcadas y estás presionado por la rapidez en el tratamiento. 

Cuando hablamos de especializada el tratamiento está controlado por médicos de rehabilitación. En este caso, el diagnóstico del fisioterapeuta es escaso.

A: Trabajé un tiempo como autónoma. Ahí el diagnóstico es del fisioterapeuta, al igual que las decisiones y el control de las técnicas de Fisioterapia, pero hay mucha presión para conseguir los objetivos.

También trabaje en Bienestar Social y en Educación. Aquí, tienes mucha independencia en el trabajo y las técnicas a realizar, pero poco control médico. Los objetivos son lentos y necesitan mucho tiempo y sesiones. 

A y J: Actualmente los dos trabajamos en el SESCAM en Atención Primaria. Estamos muy satisfechos de nuestro trabajo en primaria en cuanto a capacidad de decidir diagnósticos y técnicas de tratamiento. La idea de los médicos de Atención Primaría hacia los fisioterapeutas ha evolucionado desde hace 15 años. Ahora tomamos muchas decisiones en cuanto a diagnósticos y tratamientos. 

Dentro de la Fisioterapia, ¿tienes o has tenido algún referente? 

A y J: En un principio en electroterapia a Julián Maya y en respiratorio Pedro Vergara. Después, hemos hecho cursos y por la experiencia y los años no quedamos tan impresionados.

¿Qué rama te gusta más? ¿Crees que hay disciplinas que se ponen de moda en un momento dado?

J: Me gusta más traumatología.

A: Me gusta mucho la patología de la columna. 

A y J: En cuanto a disciplinas han ido apareciendo técnicas nuevas y al final decides que no todo sirve. Siempre el análisis del paciente es lo que te da la información para decidir que técnicas son las que más le benefician ya que en la mayoría de los casos es una combinación de varias.

¿Crees que existe un cambio generacional a la hora de entender y llevar a cabo la profesión a día de hoy?

J: Creo que todos empezamos pensando que hay un cambio de generación en cuanto a la visión de tratamientos con muchas técnicas nuevas y buscan especializarse mucho en determinadas técnicas. Todos empezamos igual. Con los años te das cuenta de que ninguna técnica de tratamiento es la panacea y sirve para todo. El conocimiento de diferentes técnicas es lo que te ayuda a resolver la mayoría de los tratamientos. Al final, las distintas generaciones de fisioterapeutas hemos siempre hemos perseguido los mismos objetivos.

A: Yo añadiría que la existencia de protocolos está bien, pero que lo importante es saber cómo maniobrar para poder realmente tratar al paciente.

¿Crees que ha cambiado la forma de trabajar en los últimos 25 años?

A y J: En nuestro recorrido profesional creemos que se va ganando prestigio y respeto profesional por parte de los médicos de Primaria y de especializada, por lo tanto, se va ganando autonomía y capacidad de decisión y aumentando el grado de responsabilidad.

Creemos que aparte de formarse en técnicas concretas de Fisioterapia hay que formarse también en el análisis psicológico del paciente para ayudarnos a tratarles.

José Miguel Ortega Cívico, nº col. 136. Ángela Polo Cuesta, nº col. 137.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

- Publicidad -spot_img

Últimas noticias