27 septiembre 2022

El voluntariado te hace más humana – María Chacón

La joven alcozareña de 23 años se marchó como cooperante a Cusco (Perú) con la fundación ABC Prodein donde durante mes y medio desarrollo planes de tratamiento fisioterapéutico para los pacientes del hospital, así como charlas y talleres.

Tienes que leer

María Chacón nació en Álcazar de San Jun hace 23 años. Su pasión por la Fisioterapia, y su deseo de ayudar a otras personas la animaron a unirse a la Fundación ABC Prodein. Con ellos viajó a Perú y, durante un mes y medio, ha estado desarrollado planes de tratamiento fisioterapéutico para el hospital, e impartiendo charlas y talleres.

Después de estudiar Fisioterapia, ¿qué te llevo a irte de voluntaria a Perú? ¿Cómo te pusiste en contacto con la Fundación ABC Prodein?

Siempre me ha llamado la atención la cooperación. En España había sido voluntaria con algunas ONG y me gustaba la labor que hacían y cómo me sentía al ayudar a los demás. En mi último año de carrera, me fui de intercambio 5 meses a Puebla (México). Allí pude ver una Fisioterapia totalmente distinta a la que estaba acostumbrada, con muchos menos recursos y más creatividad. Puede observar también la falta de formación académica que desgraciadamente existe en esos países. Y el escaso número de fisioterapeutas que hay para toda la población. Cuando regresé de México tenía aún más claro que quería realizar un voluntariado fuera de España y como fisioterapeuta para poder llevar la Fisioterapia a esos lugares donde tanto se necesita y tan poco se conoce.

Empecé a buscar ONG en todo el mundo que necesitaran fisioterapeutas. O incluso a algunas, yo les propuse proyectos para realizar en esas poblaciones con las que trabajaban. Pero no fue fácil. Muchas de estas ONG pedían gran cantidad de dinero que yo no tenía o no estaban interesados en proyectos relacionados con la Fisioterapia.

Un día, una amiga de mi madre me habló de una Fundación que ella conocía de primera mano y que tenía su sede en Cusco (Perú). Entre los proyectos que llevaban a cabo, uno de ellos era el sanitario. A las semanas me reuní con ellos en Madrid, me explicaron y les indiqué mis intereses y lo que yo esperaba de esta experiencia. Hubo tal complicidad entre nosotros, que ese mismo día supe que Cusco iba a ser mi próximo destino.

¿En qué consiste la labor de la Fundación?

La Fundación ABC Prodein es una fundación católica llevada a cabo por un numeroso grupo de hermanas religiosas con sedes en distintas partes del mundo (incluida España). Su labor principal es ayudar a los pobres. Gracias a la ayuda de donaciones, a su constante trabajo y actitud han conseguido llevar a cabo proyectos sanitarios, educativos, centros de ayuda, comedores sociales, granjas… en las zonas más desfavorecidas.

María Chacón durante el mes y medio que estuvo como voluntaria en Perú
María Chacón durante el mes y medio que estuvo como voluntaria en Perú.

¿Qué funciones tenías allí?

Desde el principio, cuando hablé con una de las hermanas en Madrid, le comenté que mi función principal quería que fuera la de fisioterapeuta pero que estaba dispuesta a ayudar y todo lo que esa palabra puede englobar. Ayudar en lo que pudiera ser útil.

Cuando llegué a Cusco, empezamos a elaborar mi plan de trabajo que fue una mezcla de creatividad y necesidad, no paré ni un minuto… Mi estancia durante ese mes y medio consistió en hacer planes de tratamiento fisioterapéutico para los pacientes del hospital y de centros de rehabilitación; dar charlas a los pacientes; talleres al personal del hospital; enseñar técnicas de Fisioterapia en la universidad a las alumnas de enfermería; sesiones de psicomotricidad a pacientes geriátricos, lates y relajación… Toda la información que sabía, dada mi corta experiencia, la quise compartir con ellos para que en un futuro cuando yo ya no estuviera, pudieran ponerla en práctica y perdurara.

¿Cómo puede mejorar la calidad de vida de la población gracias a la Fisioterapia?

La Fisioterapia es una rama sanitaria que tiene como función principal el mejorar la calidad de vida de las personas. Esto puede hacerlo de diversas formas según el tipo de población y la especialidad de Fisioterapia que se trate. Por ejemplo, si hablamos de población geriátrica, mediante ejercicios de psicomotricidad podemos estimular un mejor movimiento, coordinación, equilibrio, mejor estado de ánimo o menos dolencias. Si hablamos de mujeres embarazadas, podemos ayudarlas en el proceso de preparación al parto, dándoles herramientas para el mejor conocimiento de su cuerpo, acondicionando sus músculos, enseñándoles respiraciones adecuadas para el momento del parto, consejos para que se sientan con menos dolores o pesadez esos 9 meses.

¿Con qué recursos contabais para desarrollar las terapias? ¿Eran suficientes?

Desgraciadamente, contábamos con escasos recursos para llevar a cabo las terapias. Había muy poco material de rehabilitación y eso por una parte es “bueno” porque pone a prueba nuestra imaginación y creatividad. Por ejemplo, si necesitábamos mancuernas para realizar una terapia, llenábamos botellas de agua con piedras, en vez de cojines antiescaras adaptábamos las sillas de ruedas con gomaespuma… La parte negativa de todo esto es que muchas veces la falta de material pone en riesgo la salud de los pacientes.

Taller de fisioterapia dirigido por María Chacón
María Chacón dirigiendo un taller de fisioterapia en Perú.

A tu vuelta, ¿Por qué decidiste poner en marcha la iniciativa solidaria para recaudar fondos a beneficio de la fundación?

Durante mi estancia en el hospital de Cusco vi tantas injusticias, como las comentadas anteriormente del material. Tanta pobreza, tanta hambruna… que pensé que algo tenía que hacer.

Para ellos 1€ no es como para nosotros, con eso pueden comer o comprar una medicina. Entonces empecé a pensar qué podría hacer para recaudar fondos para el hospital y a la vez que los pacientes se sintieran partícipes de este proyecto. Pensando y con la ayuda de algunas hermanas, se nos ocurrió llevar a cabo un mercadillo solidario en el que venderíamos artesanías hechas por los pacientes y objetos donados por empresas y así fue. Estoy tan agradecida con la gente que lo hizo posible… Recaudamos dinero suficiente para llevar a cabo distintos proyectos de rehabilitación como, por ejemplo, el de realidad virtual como terapia.

¿Crees que es necesario que más personas se lancen a hacer voluntariado?

Por supuesto, es una experiencia muy enriquecedora tanto a nivel personal como profesional, donde pones tu granito de arena para que el mundo sea un lugar mejor, y también te das cuenta que cuando das a los demás de manera altruista, al final esas personas te devuelven el doble.

¿Cómo valoras tu experiencia?

Valoro mi experiencia como algo necesario que me ha aportado mucho en mi vida. Desde que regresé, mi visión sobre las personas, las cosas y el mundo en general, ya no es igual. Son experiencias que te vuelven más empática y más humana.

Valores que en una profesión como la nuestra son fundamentales. Espero poder volver a repetirla pronto sin duda.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

- Publicidad -spot_img

Últimas noticias