3 octubre 2022

Tenemos una sensibilidad especial – Azucena Muñoz

Nuestra colegiada Azucena Muñoz, fisioterapeuta y vocal de COFICAM por Ciudad Real, estuvo en el programa “Castilla-La Mancha Despierta” de Castilla-La Mancha Televisión hablando de las mujeres fisioterapeutas en la profesión.

Tienes que leer

En la entrevista que CMM TV realizó a Azucena Muñoz sobre la profesión, destacamos sus palabras sobre el papel relevante de la mujer en esta disciplina. “Creo que las mujeres tenemos una sensibilidad especial para la fisioterapia”.

¿Cuál es el peso real que tiene la mujer es esta profesión? 

Mayoritariamente nuestro colectivo es femenino. En COFICAM hay colegiados 1.824 fisioterapeutas, de ellos 1.279 son mujeres, lo que quiere decir que el 70% de las fisioterapeutas de Castilla-La Mancha son mujeres. De hecho, las aulas de Fisioterapia están llenas de chicas. Si vas a centros de Fisioterapia o centros de salud públicos te vas a encontrar a muchas más mujeres fisioterapeutas que hombres. Muchas de ellas inician sus propios negocios y son capaces de compaginar su vida laboral, familiar y social con todo el trabajo que conlleva esta profesión.

¿Hay motivos que nos pueda indicar por qué está profesión es más elegida por mujeres que por hombres?

Es una carrera muy bonita y muy dedicada al paciente. Creo que las mujeres tenemos una sensibilidad especial y nos gusta estar en contacto con los pacientes. Además, tiene muchas salidas laborales. Hay profesionales muy buenas.

¿Es una carrera con salida laboral en estos momentos?

Sí, hay mucho trabajo. Ha habido momentos de crisis, como en todos los sectores, pero ahora está remontando otra vez. Los fisioterapeutas empresarios deberían contratar a más fisioterapeutas. Yo he tenido la suerte de trabajar en centros privados y públicos y las listas de espera en estos últimos son muy grandes. En los centros privados también hay mucha demanda y cualquier fisioterapeuta que quiera incorporarse al mundo laboral debe saber que hay mucho trabajo en residencias, asociaciones, centros públicos… 

También se reivindica una mayor igualdad de las fisioterapeutas. ¿Dónde se encuentran esas diferencias en este colectivo?

Muchas compañeras han decidido montar sus propios centros lo que conlleva mucho estrés, ya que el gran peso en el trabajo en la vida familiar y social lo sigue llevando la mujer. Hay lesiones que tienen pacientes que duran mucho tiempo y que afecta a su vida familiar y social. El fisioterapeuta también hace un poco labor de psicólogo, por ello, si se tiene ese alto nivel de estrés no puedes atender plenamente a los pacientes. En ese sentido, la mujer compagina más cosas que el hombre. La igualdad depende mucho de la educación, si educamos desde pequeños en esa igualdad y no le damos a la mujer un rol determinado, se puede compaginar mucho mejor la vida laboral y familiar.

La Fisioterapia es un colectivo del que forman parte más de 1.800 profesionales, de las que el 70% son mujeres, motivo por el que se reivindica una igualdad real que afecte a todos los ámbitos de su actividad

¿Cuáles serían las medidas que propondrías para que hubiese esa igualdad en el trabajo?

En el trabajo, los fisioterapeutas hombres y mujeres podemos hacer lo mismo. Yo nunca he sentido que un compañero mío por ser hombre haya tenido prioridad respecto a mi o haya ganado más, pero en la carga general el hombre debe aportar más para que la vida de la mujer sea más tranquila y más satisfactoria.

¿La Fisioterapia es una profesión reconocida o hasta ahora era desconocida?

Ha sido desconocida porque siempre se nos ha comparado con masajistas. No se conocía la labor y las lesiones que tratan los fisioterapeutas, pero con el tiempo y gracias al trabajo del Colegio se hace ver la profesión. Ahora se ha creado una campaña llamada “El Pelotón Salud: Los Guardianes del Bienestar”, en la que se dan charlas en colegios y ayuda a ver la figura del fisioterapeuta más cercana. De este modo, les ayuda a conocer a qué se dedica un fisioterapeuta realmente. Poquito a poco nos vamos dando a conocer más,  a través del trabajo de los compañeros y de las instituciones. 

¿Cuáles son las lesiones o los problemas que trata un fisioterapeuta?

En la Fisioterapia hay muchos campos. Desde Traumatología o Pediatría a Neurología o Geriatría. Se puede tratar desde un niño pequeño con un problema psicomotor hasta una persona mayor en su última etapa de vida.

Es verdad que la Fisioterapia está más vinculada a la sanidad privada que a la pública, ¿en la pública no se utilizan tanto?

Desde mi punto de vista hay una falta de profesionales en el sector público. Hay una gran demanda por parte de los pacientes que tienen que sufrir largas listas de espera. También se suele tratar a una persona menos tiempo del que realmente necesita.

Hablamos de radiofrecuencia, de termoterapia, son algunos de los tratamientos combinados que ustedes aplican. Ahora mismo, ¿por dónde están las novedades?

Hay muchos más avances respecto a hace unos años. Ahora se está utilizando mucho el electromiograma o ecografías para ver la musculatura, neurodinámica para tratar los nervios y lesiones como roturas fibrilares.

Hay otra figura, que también es desconocida, que es el médico rehabilitador, ¿qué diferencia hay con el fisioterapeuta y cómo trabajan conjuntamente?

Hay mucha polémica con los médicos rehabilitadores porque ellos son los que en realidad ponen el tratamiento al paciente y el fisioterapeuta es el que ejecuta ese tratamiento. Sin embargo, el fisioterapeuta es el que realmente está en contacto con el paciente día a día y el que ve su evolución. El debate viene porque los fisioterapeutas tienen muchos conocimientos para abordar ese tipo de lesiones y son los que trabajan físicamente con esa persona. De ahí viene la controversia, porque los médicos rehabilitadores ponen un tratamiento diferente al que muchos fisioterapeutas pondrían.

Hay polémica en algunas comunidades autónomas. ¿Aquí en Castilla-La Mancha no es el caso?

Ese trabajo hay que hacerlo conjuntamente. El tratamiento multidisciplinar es importante para los pacientes. Habiendo una buena comunicación y una cordialidad entre fisioterapeutas y médicos se puede avanzar mucho más que habiendo guerras.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

- Publicidad -spot_img

Últimas noticias