5 octubre 2022

Educación postural, la asignatura pendiente de los escolares

Promover las conductas saludables entre los niños favorece el buen desarrollo musculo-esquelético en edad de crecimiento.

Tienes que leer

La asignatura pendiente entre los escolares sigue siendo la educación postural. “Unas malas prácticas posturales pueden generar alteraciones estructurales que requieran Atención Especializada. Estos problemas podrían afectar al éxito en el aula o en otros ámbitos del entorno escolar”. Esta es la conclusión de Beatriz Domínguez, fisioterapeuta y osteópata de la Residencia Provincial “Sagrado Corazón de Jesús” de Cuenca.

Son muchas las patologías que se pueden prevenir con una buena higiene postural. La postura de una persona adulta viene influenciada por factores que se pueden clasificar en tres categorías: psicológicos, sociológicos o biológicos. “El desconocimiento en este campo, produce que no se valore la importancia de una buena higiene en la postura corporal hasta que no aparece alguna patología provocada por malos hábitos en casa, en el entorno laboral o en el entrenamiento deportivo”, afirma Beatriz. Además, estas posturas erróneas adquiridas pueden afectar de forma negativa a la columna vertebral, produciéndose vicios posturales y repercusiones funcionales a nivel tanto local como a distancia.

En este sentido, la concienciación de la población es esencial. Beatriz Domínguez ha dedicado gran parte de su vida laboral al ámbito pediátrico en entornos escolares, instaurando programas novedosos en la Escuela. “Si la trabajamos desde edades tempranas tendrá un impacto muy importante tanto en el buen desarrollo físico y funcional de los niños, como en sus buenos hábitos, construyendo sólidos pilares ergonómicos a futuro”.

Mejorar los hábitos posturales de los más pequeños es un objetivo de COFICAM

Este es precisamente uno de los objetivos que desde el Colegio Profesional de Fisioterapeurtas de Castilla-La Mancha se persigue con la campaña “Pelotón Salud. Guardianes del Bienestar”, una iniciativa que desde 2018 pretende generar buenos hábitos posturales entre los más pequeños. Las malas costumbres posturales en menores pueden derivar a la larga en una serie de problemas crónicos que afecten a su vida de adulto. Antes de los 15 años, el 51% de los niños y el 69% de las niñas ya han experimentado dolor de espalda en su vida. Con el paso del tiempo, estas molestias pueden aumentar en la intensidad y extenderse a otras zonas del cuerpo.

La postura de una persona adulta viene influenciada por factores que se pueden clasificar en tres categorías: psicológicos, sociológicos o biológicos

Es por ello, que la educación postural en edades tempranas es fundamental. “Los niños pueden tener más y mejores oportunidades si se les educa correctamente acerca de las conductas saludables durante su etapa escolar, ya que a esta edad se inicia la adquisición de costumbres y hábitos, y no tienen actitudes posturales nocivas instauradas”, confirma Beatriz.

El centro educativo es un escenario idóneo para llevar a cabo la intervención de los fisioterapeutas “ya que es un entorno en el que pasan muchas horas y que temas tan importantes y cotidianos como la mochila, la ergonomía en el aula así como la adaptación del material, es perfectamente viable que sean materias en las que educar al alumno desde casi el inicio de su etapa académica”.

Ejercicios recomendados para mejorar la educación postural

Pero, ¿qué ejercicios se pueden realizar para mejorar la educación postural de los escolares? “Los principios básicos de la Educación Postural son un acondicionamiento físico adecuado y la toma de concienciación corporal: la postura ineficiente suele venir dada por desequilibrios musculares o una vida sedentaria. Desarrollar una vida activa, con la realización de ejercicio físico periódico semanal será una buena base para nuestra postura y salud”, cuenta la fisioterapeuta.

Los programas de educación postural de concienciación como el que desarrolla COFICAM son una buena inversión en salud y bienestar. Cabe señalar que en el momento que aparecen problemas estructurales acompañados de dolor o molestias musculo-esqueléticas, es crucial consultar a un fisioterapeuta para que explore, trate y aconseje sobre las medidas que, en cada caso, sea necesario adoptar.

Beatriz Domínguez Muelas / Col.Nº 498.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

- Publicidad -spot_img

Últimas noticias