28 septiembre 2022

Ejercitar el suelo pélvico no solo es una cuestión femenina

Tienes que leer

Cada vez más profesionales de otras áreas sanitarias tienen en cuenta la figura del fisioterapeuta en el tratamiento de las disfunciones de suelo pélvico. Y es que ejercitar el suelo pélvico no solo es una cuestión femenina.

¿Qué es la gimnasia abdominal hipopresiva?

La gimnasia abdominal hipopresiva es un conjunto de ejercicios posturales específicos que se describen en un orden concreto. Y para su correcta realización deben ser rítmicos, repetitivos e intensos. “Se trata de ejercicios que, a través de un trabajo postural, sumado a un trabajo respiratorio que incluye una apnea. Tienen efectos sobre la disminución de las variaciones de presión intraabdominal al esfuerzo, la inhibición del diafragma, la activación de la faja abdominal y del suelo pélvico, la normalización de la tensión musculoesquelética global y una activación del sistema nervioso simpático, entre otros”, señala Sara Ando Lafuente, fisioterapeuta especialista en disfunciones del suelo pélvico.

La gimnasia abdominal hipopresiva estará indicada en aquellos pacientes en los que sea necesario fortalecer la faja abdominal y el suelo pélvico. Y especialmente, si se busca conseguir este objetivo minimizando los aumentos de presión intraabdominal. “Así mismo, estará indicada cuando nuestro objetivo sea realizar un trabajo postural, propioceptivo, respiratorio, etc”, cuenta la fisioterapeuta. Por tanto, la gimnasia abdominal hipopresiva estará recomendada para diversas disfunciones. Por ejemplo, la incontinencia urinaria, el dolor de espalda, en algunas disfunciones sexuales, diástasis abdominal, prolapsos, etc. Teniendo que cuenta que siempre se deben realizar bajo supervisión de un profesional que valore cada caso.

Sin duda, la gimnasia abdominal hipopresiva es quizás el método de tratamiento más conocido popularmente, pero no es el único. Para Sara, “existen varios métodos de trabajo que tienen objetivos comunes y muy buenos resultados. Por tanto, cada profesional utilizará las herramientas que considere más apropiadas para cada paciente”.

La Fisioterapia aplicada a suelo pélvico

La Fisioterapia aplicada a suelo pélvico es cada vez más conocida y está creciendo poco a poco, pero ¿por qué? “Considero que la razón del aumento de interés por la Fisioterapia aplicada al suelo pélvico es que son tratamientos que trabajan sobre aspectos muy esenciales para la calidad de vida. Por ejemplo, la continencia urinaria, la incontinencia fecal, la función sexual o el dolor pélvico”, afirma Sara.

En todo ello influye que cada vez más profesionales de otras áreas tienen más en cuenta la figura del fisioterapeuta en el tratamiento de las disfunciones de suelo pélvico. “Pero todavía no se deriva todo lo que sería necesario tratar con Fisioterapia”, puntualiza la fisioterapeuta

La formación también es importante para que se tenga en cuenta esta especialidad. “Cada vez hay más fisioterapeutas formados en esta área y así mismo, más formación de calidad. También considero que las redes sociales han permitido divulgar mucha información y hacerla más accesible a la población general”.

La importancia del suelo pélvico tanto en hombre como en mujeres
Ejercitar el suelo pélvico es importante tanto para hombres como para mujeres.

La importancia de ejercitar el suelo pélvico tanto en hombre como en mujeres

El suelo pélvico es una zona del cuerpo que normalmente se tiene olvidada. Y el trabajo del mismo puede ayudar a integrarla en la funcionalidad de nuestro cuerpo. Ejercitar el suelo pélvico no es solo una cuestión de mujeres. Ayudará tanto a hombres como a mujeres en la continencia, en la sexualidad, en la postura, en la prevención de hernias o prolapsos.

“Es importante destacar que es un trabajo beneficioso tanto para hombres como para mujeres. Normalmente se asocia a las mujeres en torno al embarazo y posparto, pero existen múltiples disfunciones que no tienen por qué estar relacionadas con el embarazo como el dolor pélvico crónico, las disfunciones tras una prostatectomía o la vejiga neurógena”, señala Sara.

Las redes sociales han permitido divulgar mucha información sobre el suelo pélvico y hacerla más accesible a la población general

Antes de iniciar cualquier ejercicio es importante contar con buena valoración de suelo pélvico realizada por un fisioterapeuta especializado. A partir de ahí se podrá pautar el tratamiento adecuado a cada caso. “Los tratamientos de suelo pélvico no consisten solamente en la realización de contracciones de la musculatura del suelo pélvico. Más bien en diferentes técnicas globales, de terapia manual o con aparatología, que estarán indicadas para unas patologías u otras”, cuenta la profesional. Además, es importante que un profesional guie correctamente en la realización de los ejercicios, sobre todo en la fase de aprendizaje.

Contraindicaciones y adherencia al tratamiento

Aunque el suelo pélvico tiene multitud de beneficios, como ya hemos visto, existen algunos casos en los que no está recomendado. “Como en una hipertonía que derive en una dispareunia, un dolor pélvico crónico, etc. En estos casos, el tratamiento se planteará con un objetivo diferente al de fortalecer esa musculatura del suelo pélvico”, apunta Sara.

Hay que destacar que el fortalecimiento del suelo pélvico actualmente va evolucionando hacia el trabajo a través de sinergias. Y no tanto a través de la contracción voluntaria del suelo pélvico.

En lo que respecta a la adherencia del tratamiento, Sara señala que en experiencia la adherencia de los pacientes suele ser bastante buena. “Todos los pacientes que acuden a Fisioterapia buscando una rehabilitación de suelo pélvico vienen predispuestos a hacer lo que se les paute, ya que lo que quieren es mejorar. Quizás, la adherencia a largo plazo es la que va disminuyendo poco a poco. Aunque normalmente suelen seguir aplicando todas las modificaciones posturales, la gestión de esfuerzos, entre otras cosas que se les enseña para prevención de futuros problemas”, concluye.

La opinión de la experta

“El suelo pélvico es el conjunto de tejidos musculares y de tejido conectivo que forman el suelo de la pelvis. Están involucrados en las funciones de continencia tanto urinaria como fecal, en el sostén de los órganos pélvicos y en la función sexual. Por tanto, una correcta funcionalidad de estas estructuras tendrá efectos beneficiosos sobre sus funciones.

Considero que es un ámbito de la Fisioterapia que está avanzando mucho, pero creo que sería necesario que se diese más visibilidad en la sanidad pública para poder hacer un trabajo conjunto con otros profesionales tanto en la obstetricia y ginecología como en la urología o coloproctología.

Por otro lado, creo que hay un vacío en la educación general de la población sobre los temas básicos como puede ser la micción o defecación adecuada o incluso las relaciones sexuales. Considero que si se fomentase la educación en estos aspectos disminuirían ciertas disfunciones de suelo pélvico”.

Sara Ando Lafuente, Fisioterapeuta en Toledo, graduada en Fisioterapia en la Universidad de Castilla–La Mancha (UCLM), Máster en Fisioterapia en pelviperieología y Máster universitario en investigación sociosanitaria, trabaja como fisioterapeuta en las disfunciones de suelo pélvico en Toledo y como docente en el grado de Fisioterapia en la UCLM. Col.Nº 1981.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

- Publicidad -spot_img

Últimas noticias