27 septiembre 2022

Prevenir la fascitis plantar

La fascitis plantar se considera una de las causas más comunes de dolor en el talón. Una dolencia que aumenta su frecuencia en la época estival, cuando se incrementan las consultas por esta patología.

Tienes que leer

¿Se puede prevenir la fascitis plantar? La llegada del verano hace que el pie pase de estar completamente cubierto a todo lo contrario, y puede provocar una fascitis plantar. También se pasa a llevar menor amortiguación o incluso ninguna, yendo descalzo. Todo esto hace que, en estas fechas, junto a las características morfológicas de cada pie, se vean incrementadas las consultas al fisioterapeuta por esta patología.

En la anamnesis el paciente puede referir dolor de inicio insidioso y descrito como palpitante, intenso o punzante, en la región posteromedial del talón en su cara plantar, que coincide con la inserción de la fascia plantar en el tubérculo medial del calcáneo; dolor a la palpación en la inserción de la fascia y/o en la cara posteromedial del calcáneo”, cuenta Marta García Landete, vocal II Albacete de COFICAM

Para García Landete, “este dolor puede generar una impotencia funcional y un dolor al levantarse por la mañana, que disminuye gradualmente al caminar, pero empeora durante los primeros pasos después de periodos de reposo prolongados o con el aumento de la intensidad de la actividad, al subir escaleras, poniéndose de puntillas, al caminar descalzo y con la flexión dorsal del tobillo y de los dedos. Observándose una marcha antiálgica”. 

El abuso de sandalias planas o de ir descalzo, sobre todo en verano, puede provocar fascitis plantar

Trucos para prevenir la fascitis plantar

Para impedir la aparición de esta patología lo más indicado es la prevención. La fisioterapeuta da algunas recomendaciones:

  • Se aconseja el uso de calzado ancho y con la horma adecuada a nuestro pie. El tacón recomendable es de 2-5 cm. Evita llevar calzado estrecho y con poca suela (manoletinas, por ejemplo). Además, es importante que esta no sea resbaladiza para que los dedos no hagan garra sobrecargando el pie y así eludir caídas.
  • Escoge calzados con tiras en el tobillo y talón, para que el pie no sólo deba sujetarse al calzado por los dedos y así, distribuir mejor el esfuerzo al caminar en todo el pie y reducir la inestabilidad que puede ser causa de lesiones.
  • No uses chanclas con la tira entre pulgar e índice ya que cambia la distribución de fuerzas en la biomecánica de la marcha produciendo dolor y deformidades (por ejemplo hallux valgus).
  • Adecua el calzado a la actividad que va a realizar y revise que este se encuentre en buen estado. 

Es importante adecuar el calzado a la actividad que va a realizar y revisar que este se encuentre en buen estado

  • Evita andar mucho tiempo descalzo, más si es en terreno duro. Sí se aconseja un paseo por la playa, ya que es un buen ejercicio para reforzar nuestros músculos y mejorar la propiocepción.
  • Cambia de calzado de forma regular. 
  • Haz estiramientos de todo el miembro inferior, haciendo hincapié en la cadena posterior de la pierna y la fascia plantar. 
  • Ponte crema hidratante mediante un pequeño masaje y con una botellita helada ruédela por el suelo.

Si a pesar de seguir estas recomendaciones sufre esta patología, lo más recomendable es acudir a un fisioterapeuta colegiado. Y recuerde que la prevención reduce en un alto grado la fascitis plantar.

Marta García Landete, Vocal II Albacete y Número de Colegiada 821 

- Publicidad -spot_img

Más artículos

- Publicidad -spot_img

Últimas noticias