2 octubre 2022

La fisioterapia ayuda al tratamiento del TEA – Ángela Polo

La fisioterapeuta, madre de un niño con TEA, que lleva trabajando 30 años en distintos servicios de hospitales y centros de educación especial, reclama formación especializada para poder aplicar con éxito las técnicas de Fisioterapia.

Tienes que leer

Ángela Polo lleva 30 años trabajando en distintos servicios de hospitales y centros de educación especial. Es madre de un niño con TEA (Trastorno del Espectro Autista). Y reclama una formación especializada para aplicar con éxito las técnicas de la Fisioterapia. Desde COFICAM hablamos con ella.

¿Qué lugar ocupa la Fisioterapia en el tratamiento de las personas con TEA respecto a otras disciplinas?

El problema de la Fisioterapia es que para trabajar con personas con TEA se necesita una formación específica para conseguir los objetivos marcados en su plan integral. Esta formación específica se aplica para conseguir cualquier objetivo que se marque, bien sea autonomía en las actividades de la vida diaria, socialización, conductas, inclusión social, educación… Hablamos de métodos psicoeducativos como: Métodos Alternativos de comunicación. En este sentido, habría que definir el rol del fisioterapeuta en el tratamiento de las personas con Trastorno del Espectro Autista.

¿Qué se puede tratar desde la Fisioterapia?

Las personas con TEA presentan desde la infancia alteraciones en el desarrollo motor. Esto dificulta la evolución del movimiento que, a su vez, dificulta su interacción con el entorno natural y por lo tanto es una dificultad añadida a su inclusión social. La Fisioterapia debe estar enfocada en el desarrollo psicomotor, en la corrección de la actitud postural. Así se mejoran las cualidades físicas y el acondicionamiento físico. También se puede aplicar la hidroterapia por sus beneficios físicos que ayuda a disminuir la ansiedad. Todo ello, siguiendo la metodología apropiada para conseguir mejorar la conducta y la interacción social de la persona con TEA.

¿Cómo ayuda la Fisioterapia a los niños con autismo y otras etapas de la vida?

La Fisioterapia ayuda desde la etapa infantil trabajando la sedestación, la psicomotricidad para aprender a correr, la potenciación de miembros superiores y psicomotricidad fina de las manos para pintar o escribir. Con los niños se debe trabajar sus necesidades utilizando principalmente las técnicas a través del juego. Una vez el niño crece, se trabajan otros aspectos como higiene postural. Ya en la etapa adulta como con cualquier otra persona con patologías propias de la edad, pero siempre conociendo sus dificultades de comunicación y sobre todo si tienen un lenguaje muy limitado o ausencia del mismo.

¿Crees que se pueden mejorar los tratamientos o servicios públicos para los afectados?

Los servicios públicos de salud deben sensibilizarse y conocer cómo son y cómo funcionan las personas con TEA. Solamente hacer la anamnesis en un paciente requiere un conocimiento sobre su forma de comunicación y alteraciones de la sensibilidad. Si los sanitarios no pueden comunicarse tienen muy difícil poder realizar cualquier acto clínico, ya sea diagnóstico o tratamientos con la persona con TEA. Por eso hay servicios en otras comunidades que han puesto en marcha protocolos de actuación que simplifican y ayudan tanto a sanitarios como a personas con TEA.

¿Qué papel tienen las familias en estos casos?

El papel de las familias para presionar a las administraciones y conseguir que se realicen estos protocolos es fundamental en Castilla La Mancha a través de la FACLM y de asociaciones como Desarrollo. Hemos iniciado reuniones de trabajo para conseguir lo que ya se ha logrado en Castilla y León, Comunidad de Madrid o País Vasco y de forma piloto en el Hospital de Talavera de la Reina.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

- Publicidad -spot_img

Últimas noticias