19 julio 2024

Cómo evitar y tratar la “cabeza plana” en los bebés

La plagiocefalia afecta a un 47% de los recién nacidos, una cifra que va en aumento en España y en el mundo, en especial, entre lactantes de hasta cuatro meses.

Tienes que leer

Los fisioterapeutas explican cómo evitar y tratar la “cabeza plana” en los bebés.

Una adecuada higiene postural y ejercicios para fortalecer la musculatura de cuello y cráneo generalmente corrigen este problema en poco tiempo. 

Cerca de la mitad de los bebés (47%) presentan plagiocefalia, una deformación de la cabeza del recién nacido, que se aplana por la parte de atrás. De hecho, se conoce de manera coloquial como “cabeza plana”.

Aparece, sobre todo, en lactantes de entre uno y cuatro meses, y se trata de un problema en aumento en España y en el mundo.

Las causas que lo producen son variadas, aunque la más relevante es la posición del bebé en la cuna o el capazo durante los primeros meses de vida. No obstante, se trata de un problema que se corrige generalmente con unos sencillos ajustes en las costumbres cotidianas, en tan solo un plazo de dos o tres meses de adoptar las medidas correctas.

Por eso, el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de Castilla-La Mancha (COFICAM) dedica su videoconsejo del mes de julio a la plagiocefalia.

Cuatro recomendaciones

Un fisioterapeuta experto en Pediatría puede cumplir un papel muy importante en la prevención y la corrección de la plagiocefalia, que, aunque no afecta al desarrollo intelectual de niños y niñas, sí conviene corregir por los problemas estéticos que puede suponer.

¿Cuáles son las pautas esenciales para que madres y padres puedan evitar que le ocurra esto a su bebé? Los consejos de los fisioterapeutas que resalta el video de COFICAM son:

  • Tiempo boca abajo. Es importante que el bebé pase tiempo en esta posición cuando esté despierto, ya que ayuda a fortalecer los músculos del cuello y de la cabeza, reduciendo a la vez la presión en la parte posterior del cráneo.
  • Cambio de postura. Rotar la posición de la cabeza del bebé en la cuna o en el capazo de vez en cuando durante el tiempo de sueño puede ayudar a distribuir la presión de manera más uniforme. Así, se evita que siempre estén apoyados en la misma área.
  • Juguetes y estímulos. Una ayuda importante para fomentar estos movimientos son los juguetes. Colocar objetos de su interés en distintas direcciones representa un estímulo para esos cambios de postura deseados.
  • Ejercicios. Los padres o cuidadores pueden cumplir también un rol esencial en este desarrollo equilibrado de la musculatura de cuello y cabeza. Hay ejercicios que ayudan a ello, como mover la cabeza del bebé acercándola a su hombro; también hacer giros llevando la barbilla del lactante hacia un lado. 

En cualquier caso, ante una irregularidad en la forma de la cabeza de un bebé, los fisioterapeutas expertos en Pediatría o un pediatra pueden pautar a las familias los ejercicios y las acciones personalizadas que sean más adecuadas para su corrección. 

Videoconsejos

El Colegio Profesional de Fisioterapeutas de Castilla-La Mancha (COFICAM), empezó a realizar vídeo consejos en 2013, iniciativa conjunta con los Colegios Profesionales de Fisioterapeutas de Madrid, Galicia, Comunidad Valenciana y La Rioja.

Su objetivo es prevenir las lesiones provocadas por los malos hábitos a partir de una serie de cortos de animación que se emiten a través de distintos soportes, entre ellos las redes sociales y los medios de comunicación.

El vídeo consejo se publica en el canal de YouTube de COFICAM, donde podrás ver los vídeos anteriores.

Pulsar aquí para visualizar el vídeo consejo sobre Plagiocefalia

- Publicidad -spot_img

Más artículos

- Publicidad -spot_img

Últimas noticias