28 septiembre 2022

¿Se puede tocar al paciente en tiempos de COVID-19?

La pandemia ha cambiado muchos aspectos de nuestra vida. Incluido los laborales. Vivimos con un miedo extremo al contagio.

Tienes que leer

La pandemia ha cambiado muchos aspectos de nuestra vida. Incluido los laborales. Vivimos con un miedo extremo al contagio. Entonces, ¿se puede tocar al paciente en tiempos de COVID-19?

Antes de la llegada de la COVID-19, el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de Castilla-La Mancha (COFICAM) organizó un curso de yoga aplicado a la Fisioterapia. Lo impartió magistralmente Lidia Rodrigo, en Cuenca. Una compañera, M.ª Isabel Girón, me comentó por primera vez las tendencias hands-on y hands-off de la Fisioterapia. Entonces, era para mi un tema desconocido y nuevo.

Hands-on y hands-off

Indagando un poco en Internet, encontré el blog La Otra Fisioterapia, con una bibliografía muy rica. Allí pude leer algunos matices sobre estos términos. Al parecer, hace unos años, el término hands-on estaba ligado entre otras cosas a: Fisioterapia tradicional, conservadurismo, masajeo, aceite, magia, lo que quiere el paciente. Sin embargo, hands-off lo estaba con: Fisioterapia moderna, innovadora y molona. Revolución. Chaladura. Ejercicio terapéutico. Evidencia científica. Incomprensión. Lo que quiere el fisioterapeuta. Estas definiciones están basadas en la intervención.

Durante las prácticas del yoga se utilizan una serie de comandos, órdenes e instrucciones verbales. Cuando uno se familiariza con ellas se percata de lo útiles que son. Y si has estado ha estado muy influenciado por la costumbre de tocar todo y aplicar mucha terapia manual, puede resultar un tanto difícil deshabituarse de esta tendencia. Pero quizá ahora con la llegada y el paso la COVID-19, sea buen momento para repensar la forma de trabajar. Tenemos que aprovechar todo lo que las tecnologías telemáticas ponen a nuestra disposición: las destrezas en entrevista motivacional y los dotes en pedagogía, psicología y educación para la salud, para desarrollar más la faceta hands-off. Nos aporta una formidable distancia de seguridad entre fisioterapeuta y paciente, así como la disminución del tiempo de permanencia en la sala de Fisioterapia y el contacto físico, medidas estas tan señaladas en estos días.

Metodología hands-on, donde existe el contacto físico con el paciente
Metodología hands-on, donde existe contacto físico con el paciente

Características de cada estilo

El enfoque hands-on busca la corrección biomecánica de la estructura, mientras que el enfoque hands-off tiene una intervención dirigida a los procesos evaluativos cerebrales.

hands-on busca la corrección biomecánica de la estructura.

hands-off va dirigida a los procesos evaluativos cerebrales

Si buscamos una definición basada en la diana terapéutica, el enfoque hands-on busca la corrección biomecánica de la estructura, mientras que el enfoque hands-off tiene una intervención dirigida a los procesos evaluativos cerebrales, cuya diana es la red neuronal, como mecanismo

regulador del cuerpo humano. Lo que sí está claro es que actualmente debemos tomar todas las precauciones necesarias y si somos capaces, hemos de reducir el tiempo y forma de contacto, aprovechando para desarrollar los enfoques en los que hay un mínimo o nulo contacto corporal. Ello sin perder el norte en los objetivos con nuestros tratamientos. Como diría el fisioterapeuta tinerfeño Javier Trujillo: “La Fisioterapia no es Hands-on ni Hands-off, es siempre Brain-on.”

- Publicidad -spot_img

Más artículos

- Publicidad -spot_img

Últimas noticias