3 octubre 2022

Disponemos de un mejor espacio para ejercer

El Nuevo Hospital General Universitario de Toledo es el más moderno de España. Se inauguró el 16 de noviembre de 2020, sustituyendo al hospital Virgen de la Salud que llevaba en activo 56 años.

Tienes que leer

Desde el día 4 de diciembre de 2021, todas las áreas del hospital trabajan a pleno rendimiento. Ricardo Chamon, fisioterapeuta especializado en Fisioterapia Cardiorrespiratoria, Unidad de Críticos, Traumatología y Tratamiento miofascial, nos cuenta cómo es su trabajo en este centro hospitalario. «Disponemos de un mejor espacio para ejercer nuestra profesión que antes no teníamos», nos confiesa.

¿Qué novedades sanitarias se incorporan en este nuevo hospital dentro de su ámbito?

Dentro de rehabilitación se está ofreciendo la misma cartera de servicios que se realizaba en el Virgen de la Salud. Se ha incorporado algún aparato nuevo, pero lo demás es lo mismo.

Como fisioterapeuta, ¿cómo era trabajar en el anterior centro hospitalario?

Era conformarse con lo que había desde hace años, instalaciones viejas, sin ventanas, mala ventilación, mala climatización, viendo como algunas veces habían ido recortando espacio a la sala de fisioterapia, a cambio de no terminar de acondicionar nuestro espacio. Actualmente, estamos mucho mejor.

¿Cómo desempeñas tu trabajo en el nuevo hospital?

Actualmente, ha sido un cambio de estructura, ha cambiado el continente, pero el contenido es bastante parecido. Ha aumentado la plantilla y han cambiado procesos organizativos para no tener que desplazar, o desplazar el menor número de pacientes desde las habitaciones al gimnasio de Fisioterapia. Pero en lo relacionado a los pacientes ambulantes que vienen de la calle, organización de horarios, flujo de pacientes entre las distintas áreas del servicio, el procedimiento sigue siendo el mismo.

¿Qué papel ocupa la Fisioterapia dentro del nuevo hospital?

El papel sigue siendo importante y está bastante enraizada, es decir, nos movemos por diferentes áreas del hospital (UCIs, hospitalización, neonatos, maternidad, consultas externas) y colaboramos con diversidad de servicios y unidades para dar cobertura y asistencia a sus pacientes.

 ¿Qué ventajas ha supuesto la apertura del nuevo centro hospitalario a nivel de sanidad y en concreto para la Fisioterapia?

Yo puedo hablar a nivel de la Fisioterapia. Ventajas de momento no muchas más que disponer de un espacio acondicionado para ejercer nuestra profesión. El cambio es relativamente reciente y aún estamos en un momento de cambio y acomodación. Puede ser un buen momento, y en ello se trabaja, para ir incorporando formas de trabajar más dinámicas, con procedimientos más actualizados e intentando que los equipos sean multidisciplinares. Hay que aprovechar el cambio.

Se caracteriza por ser el hospital más moderno de España, ¿qué avances encontramos, sobre todo, en el área de la Fisioterapia?

He de decir que han sido más las expectativas que nos plantearon que la realidad impuesta a día de hoy. Ya he contado que a nivel profesional se va a trabajar por incluir cosas como una mayor formación interna, comunicación más fluida entre profesionales y actualizar técnicas como diatermia en suelo pélvico, ejercicio terapéutico en paciente neurológico, fisioterapia respiratoria en paciente crítico. Actualmente, seguimos contando con el material que teníamos del hospital Virgen de la Salud, ya que la renovación del material está siendo paulatina.

Sin desviarme de la pregunta, actualmente y después de un año de nuestra mudanza sólo se han renovado aparatos de electroterapia, que llevaban funcionando más de 20 años e, incluso, otros como la diatermia. El gimnasio tiene pendiente su equipamiento, donde aún arrastramos el material del viejo hospital.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

- Publicidad -spot_img

Últimas noticias