5 octubre 2022

Un año de la aparición del SARS-CoV-2

Tienes que leer

Hace poco más de un año estábamos trabajando con la dinámica habitual del momento. Hasta la aparición del SARS-CoV-2, esa pandemia que vino a cambiar nuestras rutinas. Tuvimos que parar en seco, respirar hondo – nunca mejor dicho – e ir retomando el día a día de nuestra vida personal y el trabajo.

Tuvimos que hacer todos los cambios que se iban presentando como necesarios. Desde el uso de la nueva terminología, como coronavirus, Covid-19, cuarentena, curva de contagio, epidemia o estado de alarma. Sin olvidarnos de otros como gel hidroalcohólico desinfectante, incubación, jabón, mascarillas o vacuna. Luego, la que afectaba a nuestra forma de trabajar: EPIs, guantes, FFP2, pantalla, bata impermeable, virucidas autorizados, teléfono, Whatsapp, teletrabajo, protocolo, triaje, PCR o serología. Y, por último, la concienciación de que somos profesionales de primera necesidad, de primera línea unas veces y de segunda, otras.

Necesidad de adaptación en todos los campos de la Fisioterapia

La Fisioterapia ocupa tantos ámbitos del ser humano, que hace que nuestra profesión tenga múltiples campos de desarrollo. Uno que está en auge es la Fisioterapia respiratoria o de encamados, que se utiliza en las UCIs. Pero igualmente importantes son el resto de especialidades en Fisioterapia:

  • Deportiva
  • Respiratoria
  • Neurológica
  • Geriátrica
  • Pediátrica
  • Músculo-Esquelética
  • Técnicas Manuales
  • Atención Primaria y Comunitaria

Hay muchas más. Todas ellas permiten a los ciudadanos recuperar funcionalidades perdidas y alcanzar mayores niveles de calidad de vida, tan importantes para llevar a cabo una vida útil, productiva y feliz.

La vacunación de nuestro colectivo y el crecimiento de nuestro Colegio que ha superado la barrera simbólica de los 2.000 colegiados

Vivimos con incertidumbre, miedo, falta de mensajes y planes claros de actuación, inestabilidad política y social, trastornos en el ámbito laboral, EREs y ERTEs. Todos ellos han supuesto para el colectivo grandes dosis de estrés. Y unas necesidades de adaptación a la nueva situación que, poco a poco, han ido superándose o al menos nos hemos ido adaptando.

Nuevas formas de trabajar

Para trabajar hay que mantener unos niveles preventivos de higiene y protección. Se suman a los niveles de profesionalidad que exige una sanidad moderna. Una sanidad que cumple con todas las leyes y estipulaciones necesarias hoy en día para un buen funcionamiento y resolución de casos. La protección de datos, el consentimiento informado, una actualización en la formación continuada, el cumplimiento de todos los requisitos técnico-sanitarios del Centro, Clínica o empresa donde trabajamos… No dejan de ser condicionantes básicos que debemos cumplir y estar al día. Cada lugar de trabajo implica condicionantes y características propias. Se puede trabajar en el ejercicio libre de la profesión, por cuenta propia o por cuenta ajena; con local que reúne los requisitos necesarios o sin local; de forma ambulante, haciendo domicilios; se puede trabajar en Educación o en Bienestar Social; dando clases en la Universidad, siendo técnico valorador, en equipos deportivos, en asociaciones de autoayuda, en centros sociosanitarios… En fin, son tantos y tantos los lugares donde los fisioterapeutas desempeñamos nuestras labores…

La preocupación de COFICAM por nuestros colegiados

Ahora, curiosamente, la vacunación de nuestro colectivo por un lado, y el crecimiento de COFICAM que ha superado la barrera simbólica de los 2.000 colegiados, por otro, hace que debamos pensar en ser un gremio organizado para poder afrontar los grandes desafíos que se avecinan. Tenemos un reto en la actualización de nuestros datos profesionales. Debemos, como dice la Ley, estar colegiados donde tenemos nuestro domicilio profesional único o principal.

También es necesario saber qué actividades profesionales realiza cada uno y qué inquietudes formativas tenemos. Tenemos que mejorar el conocimiento que pueda tener la sociedad de nosotros como colectivo. Es importante que sepan qué les podemos ofrecer y dónde nos pueden encontrar. Esperemos que podamos responder cada vez mejor a las necesidades de una sociedad cambiante. Que podamos desarrollar unas especialidades dentro de la profesión, como camino hacia la generación de nuevas áreas de conocimiento y marcos competenciales. Sin duda, nuestra profesión en global va encaminada a alcanzar nuevos hitos en esa dirección y, sin duda, vamos a ir viendo cómo se desarrollan en las Clínicas de Fisioterapia, en las Universidades, en la sociedad y en la ciudadanía, con la participación y colaboración de todos nosotros.

Nils Ove Andersson Silva, secretario de COFICAM. Colegiado nº8.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

- Publicidad -spot_img

Últimas noticias