27 septiembre 2022

Secuelas respiratorias en expacientes COVID

Tienes que leer

Los pocos estudios que hay de momento al respecto, revelan una reducción de la función pulmonar y sensación de disnea en algunas personas. Incluso después de haber superado la enfermedad. Por lo que todo apunta a que los expacientes de la COVID-19 sufren secuelas respiratorias.

El COVID-19 ha causado una catástrofe sanitaria tanto en nuestro país como a nivel mundial. Castilla-La Mancha es una de las comunidades más afectadas por el virus, con más de 16.000 casos confirmados. Los síntomas producidos por COVID-19 se caracterizan por:

  • fiebre alta
  • mialgias
  • malestar general
  • astenia
  • cefalea
  • diarrea
  • tos y disnea
  • anosmia
  • hipogeusia
  • erupciones cutáneas

La merma del aparato respiratorio

Aún es pronto para saber las secuelas respiratorias que dejará en los expacientes COVID. Pero una de ellas puede ser la merma del aparato respiratorio. El COVID-19 tiene una especial predilección por los pulmones y puede provocar una inflamación severa en las vías respiratorias. Los pocos estudios que hay de momento al respecto revelan una reducción de la función pulmonar, así como una sensación de disnea en algunos pacientes. Y ello, a de haber superado la infección viral.

Por si esto fuera poco, todo se complica en una persona asmática. Sus vías respiratorias son más susceptibles a las infecciones respiratorias, especialmente las víricas. Se suele generar mayor inflamación bronquial en las personas asmáticas que en las que no lo son. Y se induce hiperreactividad bronquial y mayor riesgo de crisis de asma.

Susana Priego, fisioterapeuta en el Hospital Virgen de la Luz de Cuenca afirma que “no se puede concluir todavía hablando de secuelas específicas. Pero los datos más relevantes de estudios recientes apuntan a una posible disminución de la capacidad pulmonar. El rango está entre un 20% y un 30 % en estos pacientes. Tienen sensación de falta de aire al caminar deprisa, así como una disminución de la fuerza de la musculatura periférica. Por eso hay que reentrenar al paciente para recuperar su capacidad pulmonar y mejorar la sensación de disnea”.

los datos apuntan a una posible disminución de la capacidad pulmonar. de un 20% a un 30 % en estos pacientes

Si se hace un paralelismo con otros coronavirus graves, como el SARS, existe la posibilidad de aparición de fibrosis pulmonar. Tampoco hay que olvidar los efectos secundarios, tanto de la sedación, como de los tratamientos de corticoides e inmovilización prolongada. Sobre sobre todo en el caso de los pacientes ingresados en la UCI, que llevan asociados la aparición de miopatías y polineuropatías secundarias.

¿Cómo ayuda la Fisioterapia respiratoria a los expacientes de COVID?

Teniendo en cuenta esta serie de efectos colaterales, ¿cómo puede ayudar la Fisioterapia respiratoria a estos pacientes una vez recuperados? Susana nos dice que en estos casos hay que plantearse una serie de objetivos generales para el abordaje de la Fisioterapia respiratoria. Hablamos de:

  • mejorar la sensación de disnea
  • reducir las complicaciones
  • prevenir y mejorar la disfunción y la discapacidad
  • preservar en la medida de lo posible la función pulmonar
  • mejorar la calidad de vida, ansiedad y depresión

Mediante la Fisioterapia respiratoria se pretende minimizar las secuelas respiratorias de los expacientes COVID. Además, de mejorar su calidad vida. Hay que volver a entrenarles de cara al esfuerzo. Y acompañarles en una reinserción a su vida diaria.

Guía de Fisioterapia Respiratoria en el manejo del Paciente con COVID-19

El Área de Fisioterapia Respiratoria de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) ha creado la Guía de Fisioterapia Respiratoria en el Manejo del Paciente con COVID-19: Recomendaciones Generales. En ella se incluyen ejercicios que se pueden dividir en varias fases: fase de confinamiento, en aquellos pacientes que presentan síntomas leves y pasan la cuarentena en su domicilio; fase de ingreso hospitalario; de agudización o período crítico; y de recuperación y alta hospitalaria.

Guía de Fisioterapia Respiratoria en el manejo del Paciente con COVID-19
Guía de Fisioterapia Respiratoria en el manejo del Paciente con COVID-19, desarrollada por el Área de Fisioterapia Respiratoria de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR).

Las técnicas de Fisioterapia respiratoria estarían indicadas desde el momento de hospitalización, tanto en planta como en las unidades de cuidados intensivos. Las recomendaciones de la guía, “está basada en la evidencia clínica que hay. Si bien todavía es insuficiente al ser una enfermedad reciente”, admite Susana. Sin embargo, quiere destacar que los fisioterapeutas tienen un papel relevante desde la UCI. Y va más allá del nivel respiratorio. Gracias a la movilización precoz de estos pacientes, evitan la aparición de otras comorbilidades. E incluso ayudan a atajarlas lo antes posible para evitar secuelas en un futuro.

Las técnicas se realizarán en función de la clínica que presente el paciente. Cada caso se atiende de forma particular, no pudiendo generalizar al respecto. Según la evidencia en situaciones habituales de UCI, las técnicas de entrenamiento de la musculatura inspiratoria pueden acortar el tiempo de ventilación. Esto ayudaría a disminuir el tiempo de estancia en esta unidad.

“El problema de la inclusión de las técnicas de la Fisioterapia respiratoria en esta fase inicial de UCI es que se consideran de alto riesgo. Por tanto, deben hacerse con los equipos de protección correspondientes y valorando los beneficios que nos van a reportar”, comenta la fisioterapeuta.

La guía incluye ejercicios y recomendaciones para expacientes COVID

Cuando se pueden llevar a cabo ejercicios de Fisioterapia respiratoria con seguridad, la guía es una herramienta fabulosa de trabajo. Elaborada en el hospital Virgen de la Luz, cuenta con ejercicios y recomendaciones. Están clasificados según el momento de realización, la fase de la enfermedad y el nivel de dificultad. Y están pensados para pacientes y expacientes COVID con secuelas respiratorias.

En la guía encontraremos ejercicios de reeducación de la mecánica ventilatoria (ventilación dirigida); entrenamiento de la musculatura respiratoria; técnicas de incremento del flujo espiratorio activas (tos, etc); así como ejercicios para fortalecer la musculatura periférica, y caminar (ejercicio aeróbico).

También cuenta con técnicas de drenaje de secreciones en aquellos pacientes que presenten tos productiva (hasta un 34% de los pacientes según la evidencia actual). Son ejercicios pensados para pacientes no puedan eliminar las secreciones por sí mismos. Estas técnicas también pueden realizarse a personas que presenten comorbilidades del sistema respiratorio que cursen con hipersecreción bronquial.

En cuanto a los pacientes ingresados en la UCI, y para aquellos que cursen un proceso de mayor gravedad, las técnicas serán más asistidas. Y con los que tengan un mayor nivel de conciencia iremos introduciendo ejercicios sencillos. De hecho, la guía cuenta con recomendaciones para pacientes hospitalizados. E indica cuáles son sus pautas de realización.

También hay una segunda guía en la que describimos ejercicios con una mayor intensidad para cuando el paciente es dado de alta

La recuperación no termina con el alta hospitalaria

Es importante recordar que la fase última de recuperación y alta hospitalaria es fundamental para el paciente. En ella, las principales intervenciones van a ir dirigidas a:

  • educación al paciente
  • ejercicio aeróbico
  • ejercicios de fuerza para fortalecer la musculatura periférica y entrenamiento
  • técnicas de drenaje de secreciones y ventilatorias, en los casos en los que la clínica del paciente lo requiera.

“También hay una segunda guía en la que describimos ejercicios con una mayor intensidad para cuando el paciente es dado de alta. Aquí le insistimos en la importancia de realizarlos en su domicilio para prevenir las secuelas posteriores. Es importante restaurar la capacidad pulmonar y un reentrenamiento al esfuerzo. A estos pacientes se les recomienda la realización de ejercicio aeróbico para recuperar la capacidad de ejercicio que tenían antes del ingreso hospitalario”, señala Susana.

Viendo el incremento de afectados por la enfermedad que hay en todo el país, habrá mayor demanda de especialistas en Fisioterapia respiratoria y rehabilitación pulmonar. Serán clave para devolver al paciente al estado de salud que tenía antes de la enfermedad, con una mejora de la calidad de vida.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

- Publicidad -spot_img

Últimas noticias